Antes, durante y después del vuelo no está permitido:

Asumir actitudes o expresar comentarios que puedan generar pánico.

Agredir física o verbalmente a otro pasajero, a tripulantes o al personal en tierra al servicio de la Aerolínea.

Obstruir el acceso a las salidas del avión o la circulación de personas al interior de la misma, mediante la colocación inapropiada de cualquier objeto.

Ingresar al avión o permanecer en este sin autorización de la aerolínea, o de la tripulación, o negarse a desembarcar cuando se le haya dado instrucciones en tal sentido.

Desabrochar su cinturón de seguridad, levantarse de su asiento o permanecer de pie al interior de la aeronave mientras esta se encuentre en movimiento, en tierra o en vuelo, contrariando las instrucciones de la tripulación.

Operar durante el vuelo o sus fases preparativas, teléfonos celulares o satelitales, radios transmisores o receptores portátiles computadores, y demás equipos electrónicos que puedan interferir con los sistemas de vuelo, comunicaciones o navegación de la aeronave, contrariando las instrucciones de la tripulación.

Sustraer, o hacer mal uso de los chalecos salvavidas y demás equipos de emergencia u otros elementos existentes a bordo de la aeronave o en los aeropuertos, o manipularlos innecesariamente.

Moverse al interior del avión de modo que pueda verse afectado su centro de gravedad, salvo caso de emergencia que lo ameriten.

Abrir o manipular innecesariamente cualquier salida de emergencia en las aeronaves o aeropuertos.

Obstruir o impedir por cualquier medio la movilización, remolque o rodaje de una aeronave.

Obstruir el acceso a las salidas normales o de emergencia de la aeronave o la circulación de personas al interior de la misma.

Obstruir las alarmas y sistemas de detección de incendio u otras contingencias instaladas en la aeronave.

Fumar en cualquier parte de la aeronave durante operaciones nacionales, o en áreas no autorizadas de la aeronave durante aquellas operaciones internacionales, en las que sea permitido hacerlo.

Consumir durante el vuelo, alimentos o bebidas no suministrados por el transportador, sin su autorización.

Embarcar o permanecer a bordo de la aeronave en avanzado o evidente estado de intoxicación alcohólica o bajo el efecto de sustancias psicoactivas, drogas prohibidas, o ingresar a ella tales drogas.

Llevar animales vivos o mascotas en la cabina de pasajeros en los casos en que no sea permitido, contrariando las normas vigentes al respecto, o las instrucciones de la tripulación.

Desacatar las instrucciones de la tripulación, fomentar desorden o incitar a otros a que lo hagan.

Ejecutar cualquier acto que genere demoras a la salida del vuelo u  obligue a su interrupción o desvío. 

Traer en tu equipaje ya sea de mano o de bodega mercancías peligrosas, las cuales no hayas informado previamente a la aerolínea.

¿Qué pasa si un pasajero incumple con sus deberes?

Cuando un pasajero incumpla cualquiera de las obligaciones o asuma a bordo de la aeronave, o en el aeropuerto, conductas perturbadoras o ejecute actos que afecten la seguridad del vuelo, el buen orden, o la disciplina, la aerolínea podrá considerar terminado el contrato del transporte y, dependiendo de las circunstancias, abstenerse de transportarlo en dicho vuelo; o interrumpir el transporte que hubiera iniciado.

Para tener en cuenta

Habrá lugar al reembolso del valor del tiquete o de la parte proporcional al tramo o trayecto no cubierto, cuando por incumplimiento de sus obligaciones, conductas indebidas, o actos de perturbación por parte del pasajero, la aerolínea se vea en la necesidad de abstenerse de transportarlo o interrumpir el transporte.

En estos casos la compañía aérea podrá retener un porcentaje, así como los valores correspondientes a los costos o demoras en que incurra con ocasión de tales conductas.

Para ampliar la información sobre tus derechos y deberes consulta el Régimen Aeronáutico de Colombia – RAC, en www.aerocivil.gov.co, en la sección Reglamentos Aeronáutico, Capítulo 3: Actividades Aéreas Civiles.